11/9/09

Lathiem, Hoja de Roble por Alex Varela (Iguazzu) (I)

La siguiente entrada, es la primera parte del articulo de Alex Varela(Iguazzu), que espero disfruteis con los consejos de este gran pintor.



Lathiem, hoja de roble

Enigma Miniaturas, 28mm

Por Alex Varela (Iguazzu)


Desde el primer día que salió la figura me encantó. Sin ser una escultura anatómicamente perfecta, tenía un diseño que era una pasada y que compensaba con mucho todo lo demás. De modo que, cuando empecé a pintarla, encaré el proyecto con muchas ganas; y ahora me gustaría compartirlo con vosotros. Lo cierto es que después de ver las versiones de Raúl Gª Latorre e Isidro Moñux (Basajaun), se le quitaban a uno las ganas de empezar, pero es una figura a la que tenia ganas desde que salió, de modo que eché valor y al toro!!. No se si alguien aprendería de este proceso, pero si al menos sirve para saber lo que no se debe hacer, ya me daré por satisfecho!! Y dicho esto... vamos al lio.


Empiezo con una imprimación a spray blanco sobre la que doy un lavado de Rojo Violeta con algo de Negro... porque? Porque es el color que va a estar presente en casi todas las mezclas y con ello "pretendo" ambientar la figura. Esto de ambientar la miniatura partiendo de una base de color predominante es totalmente nuevo para mi. Leí la técnica en un articulo de Raúl. Ese fue el primer paso… el siguiente es ponerlo en práctica y probar. Aunque se puede dar a aerógrafo, para mi es mas cómodo dar esta primera capa a pincel, con la pintura muy aguada.





Aplico una capa base muy ligera a la piel; intentando desde este momento ambientar la figura. El color de la base es una mezcla de varios, entre ellos: Carne Mate, Carne dorada, un poco de azul, un poco de magenta, algo de amarillo hielo... en distintas proporciones. Creo que luego metí alguno mas, pero esto lo voy haciendo un poco por intuición, según creo que me pide la figura. Creo que esto es mas importante que el mero hecho de dejarse guiar por una tabla de colores. Para mi la intuición es algo que también hay que practicar.



Empiezo las luces, pero no las dejo acabadas del todo. Digamos que llegado a un punto paro para empezar con las sombras y luego volver a las luces según lo necesite. Hay veces que crees haber alcanzado unas luces muy burras y te chirria... pero cuando metes las sombras y los tonos, estas se nivelan y a veces incluso se apagan, por lo que hay que volver al lio. Las luces han ido incluyendo cantidades de amarillo hielo, para darle luminosidad a la piel y a la vez ese "amarillo" me haga de complementario de ese tono violeta que dimos a la figura y que será el que predomine.
Las sombras las meto a discrección. El primer obejtivo es hacer el balance con las luces y ver como se comporta el trabajo anterior. Veis que ahí ya aparece ese violeta que comentaba antes. Aunque tengo que retocar algunos puntos de luz, vemos que hemos acertado con la luminosidad (que no es de la luz del flexo, sino pintada) Quizás a algunos pueda parecer excesivamente luminosa, pero a mi me gusta el efecto. A partir de aqui, lo que toca es meter tonos y posteriormente repasar sombras y luces según se requiera. Este es un trabajo que no acaba con la piel; yo suelo volver al color de la piel varias veces durante el pintado, ya que según vas pintando y enmarcando la figura, los colores van viendose afectados unos a otros, por lo que es posible que sea necesario realizar algún reajuste.






1 comentario:

  1. Es interesantísimo Rafa, a ver si nos lo ponéis en el foro que siempre nos vendrá bien. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.