5/4/09

Ocrox (I) por Antonio Fernández Lizaso (piquifl)

La miniatura que vais a disfrutar es una de las obras de Piquifl, "Ocrox El Luchador del Pozo" con un resultado extraordinario y con un mosaico a sus pies que termina dandole al conjunto una calidad poco corriente. Os dejo con la primera parte del artículo de Antonio.

Fotos y figura: Antonio Fernández Lizaso (piquifl). Ilustraciones: Maria Fernández Lizaso

Creo que todos los que estamos en el hobby de pintado de figuras, en algún momento hemos soñado con modelar y pintar nuestra propia figura. Pero casi todos decimos algo como “eso es muy difícil”, “yo no sirvo” o “no se ni por donde empezar”. Con el tiempo vas tomando contacto con las masillas, vas haciendo alguna conversión y eso te da la confianza suficiente para ir haciendo cosas mas complicadas. En mi caso yo me centré en hacer algunos bustos para ir practicando el modelado de caras, y de esa forma aprovechaba para modelar a escalas mas grandes, ya que creo que es un poco mas fácil modelar en tamaños algo mas grandes que una figura de 54 o 75 mm.. Y por fin, tras unos 2 años de practicar muy de vez en cuando con la masilla y dar como resultado unos 5 bustos (de los cuales solo 1 o 2 merecen algo la pena), me decidí ha hacer una figura completa.

PREPARACIÓN Y DESARROLLO DE LA IDEA Tenia muy claro que lo que quería era aprender a modelar un cuerpo humano, por lo que me plantee modelar dos figuras, un hombre y una mujer, completamente desnudos, ya que creo que esta es la mejor forma de aprender lo necesario de anatomía para no cometer grandes errores en futuros proyectos. Con esa idea en la cabeza me puse en contacto con mi hermana Maria, que es una gran aficionada al dibujo y la pintura, y con la que suelo compartir mis proyectos. De esta forma ella suele hacer algunos dibujos o ilustraciones basadas en figuras que pinto. Ella dice que esto le ayuda a ir conociendo más el mundillo de la fantasía y la ciencia ficción, del cual no es una experta, pero le gusta mucho. Y entre los dos fuimos sacando la idea de los gladiadores o luchadores del pozo, que lucharían desnudos en alguna festividad de una de las deidades. Ella realizó unos cuantos bocetos tanto del hombre como el de la mujer (que por ahora es un tema que tengo pendiente).
MODELADO DOCUMENTACIÓN: Lo primero que hice fue recopilar la máxima documentación posible. Así, aparte de los dibujos de mi hermana, revise algunos libros que tengo de dibujo de anatomía y me hice con alguna revista de culturismo (muy útiles, os lo aseguro). Por ultimo para la postura mi mujer me hizo algunas fotos, en la misma pose (con algo mas de ropa), fotos que me abstengo de poner en articulo, porque no quiero que a nadie le siente mal la comida. CABEZA: El primer paso fue modelar la cabeza, ya que sinceramente, dudaba de mi capacidad para realizarla. Para garantizar las posibilidades de éxito, suelo hacer varias versiones de una misma cosa y me quedo con la mejor. Así, empecé a esculpir tres cabezas al mismo tiempo. Yo casi todo el trabajo lo realizo con Magic Sculp. Esta masilla bicomponente de color blancuzco, es muy cómoda de trabajar. En fresco tiene una textura parecida a la plastilina que se modela muy bien. Después de dejarla secar unas 12 horas se endurece permitiendo el tallado y el lijado de las zonas. Mi método de trabajo es muy lento. Descompongo lo que tengo que modelar en partes más sencillas y las voy modelando poco a poco. De esa forma primero hice tres bolitas con la forma aproximada de la cabeza y las dejé secar. Otro día, sobre las bolitas ya secas les hacia la nariz y lo dejaba secar. Otro día le hacia los ojos, o un labio, le retocaba los pómulos, etc… Es un método lento, pero te permite ir corrigiendo errores, por lo que para los que no tenemos un don en esto de la escultura va muy bien. Al final, me fui quedando con la cabeza que iba mejor y esta fue la que terminé.
MANIQUI – POSTURA: Ya con la cabeza terminada, realicé el esqueleto de la figura. ¿Por qué espero a tener la cabeza?. Por que la cabeza es la que marca las proporciones del cuerpo. Si os vais a cualquier libro de referencia, os marcaran una altura del cuerpo humano de entre unas 7 a 9 cabezas. Yo dibujé en un papel un cuerpo de unas 8 cabezas de alto, y sobre este puse los alambres que harían de esqueleto. Con un poco de masilla marqué las formas básicas del cuerpo (caderas, torso, brazos y piernas) dejando libre las articulaciones para que el maniquí se pueda mover y ponerse en la postura deseada. Fue realizando el maniquí cuando me di cuenta de que la cabeza me había salido algo mas grande de lo deseada (mi intención era hacer un 54 mm, pero al final me quedó un 65 mm). Pero como el resultado de la cara me gustaba, decidí no volver a empezar y seguir adelante. Una vez conseguida la postura en el maniquí, la fijé añadiendo masilla en las articulaciones y dejando secar.


MODELADO DEL CUERPO: poco a poco fui esculpiendo el cuerpo de nuestro guerrero. Para ello añadía un poco de masilla fresca a la zona a esculpir (como por ejemplo el pecho) y le daba forma con pinceles de goma y una pequeña herramienta de dentista. Dejaba secar la zona y al día siguiente con la lija y las limas le iba dando el acabado final a la zona.
DETALLES: para realizar algunos detalles no utilizo Magic Sculp, ya que hay materiales muchos más adecuados para ello. Armas: Las armas las realicé con Plasticard. Sobre una lamina de un milímetro de espesor, recorto la forma aproximada de la cuchilla, y con una lima voy haciéndole el filo. Aquí repito lo que hice con la cabeza, es decir hacer varias versiones para quedarme con las dos mejores. Cadena: para realizar pequeñas cadenas y otros detalles pequeños suelo utilizar la masilla Duro (o masilla verde). Aunque esta masilla bicomponente no te permite lijarla ni tallarla una vez seca pero en fresco es mucho mas elástica que la Magic, por lo que es ideal para detalles pequeños









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.